Seleccionar página

Hoy por hoy, la innovación no es algo opcional, es un imperativo.

Todo el mundo quisiera crear nuevos productos y servicios, encontrar nuevos clientes y mercados, mantenerse por delante de la competencia y trabajar de forma más inteligente en lugar de esforzarse más. Sin embargo, con todo el enfoque y la atención en la innovación, el término se ha convertido en una palabra de moda usada en exceso en lugar de un concepto real y tangible.

Quien desea perseguir seriamente la innovación, debe deshacerse de las exageraciones y los lugares comunes. Los verdaderos innovadores necesitan trascender las ideas, reglas y patrones existentes para descubrir resultados nuevos y emocionantes. Deben meter en un cajón el manual de las mejores prácticas y ensuciarse las manos.

El Innovador

mycreativetipe.com

El espíritu de un verdadero innovador se basa en querer hacer algo que nunca se ha hecho antes, resolver problemas que nunca se han resuelto, estar dispuestos a atravesar paredes y saltar desde la azotea de un rascacielos si es preciso.

La innovación se trata fundamentalmente de personas y de cómo desarrollamos una nueva actitud hacia ellas. De cultivar una mentalidad creativa, de toma de riesgos y trabajo duro. Siempre hay una forma mejor de hacer las cosas y el progreso de la humanidad consiste en esa búsqueda permanente y entusiasta.

Y tú ¿Tienes un espíritu innovador?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This