Biomimética y bioinspiración.

Biomimética y bioinspiración.

Los humanos siempre hemos hecho esfuerzos para imitar los “inventos” de la naturaleza, utilizándolos como modelo para la innovación y la resolución de problemas para mejorar nuestras vidas.

Estos esfuerzos se vienen intensificando en los últimos años, y se están haciendo estudios sistemáticos de la naturaleza para comprender mejor y aplicar capacidades más sofisticadas.

Biomimetica

El estudio y la imitación de la naturaleza como un área especializada de la ciencia y la ingeniería es ahora ampliamente conocida como biomimética.

Los investigadores están buscando reglas, conceptos y principios de la biología para inspirar nuevas posibilidades, incluyendo materiales, mecanismos, algoritmos y procesos de fabricación. Algunos de los beneficios de estos estudios son estructuras mejoradas, actuadores, sensores, interfaces, control, software, drogas, defensa, inteligencia y muchos otros.

A través de la evolución, la naturaleza ha sabido encontrar soluciones efectivas para sus desafíos, y estas fueron mejoradas a lo largo de millones de años. La naturaleza es efectivamente un laboratorio gigante donde se realizan experimentos de ensayo y error, y a través de la evolución los resultados se implementan, se mantienen y evolucionan continuamente para enfrentar los desafíos cambiantes. Estos experimentos involucran a todas las áreas mayores de la ciencia y la ingeniería, y condujeron a un enorme conjunto de “inventos”.

El proceso de evolución varió en escala desde lo nano y micro (por ejemplo, virus y bacterias) hasta los macro y mega tamaños (por ejemplo, nuestra escala de vida y los animales gigantes prehistóricos como los dinosaurios). Aunque todavía no se sabe con certeza cuál es la causa de la extinción de las criaturas terrestres gigantes, se puede argumentar que los experimentos de evolución con la mega escala terrestre fracasaron. Es decir, a diferencia de las grandes criaturas marinas (por ejemplo, las ballenas) que sobrevivieron para vivir en nuestra época, las mega criaturas extintas ahora sólo pueden encontrarse en excavaciones y museos de historia natural.

 

biomimesis

Los organismos y criaturas de la naturaleza son bastante capaces, pero sus sistemas no necesariamente funcionan de manera óptima porque lo único que es crítico para su supervivencia como especie es vivir lo suficiente para reproducirse. El código de “software” que dicta el funcionamiento de los sistemas vivos se archiva en los genes de la especie al tamaño de una fracción de una célula, y se transmite de generación en generación a través de la autorreplicación.

Un algoritmo genético es un ejemplo de un algoritmo de inspiración biológica – imita la supervivencia de un organismo, y se utiliza ampliamente para la optimización de las funciones matemáticas. Los investigadores que persiguen la optimización de la modelización biomimética han estado observando muchos otros aspectos de la naturaleza e incluso han desarrollado métodos que se basan en las actividades de las colonias de hormigas, así como en el proceso de recolección de semillas de las palomas. No todas las capacidades de la naturaleza son factibles de imitar utilizando la tecnología actual, y uno de los numerosos ejemplos incluye la imitación de la estructura celular de los sistemas biológicos.

trompa biomimetica

Esa capacidad futurista de producir estructuras permitirá construir sistemas con tolerancia a las fallas, autorreparación, autocrecimiento, autorreproducción y muchos otros, que caracterizan a los sistemas biológicos. Las nanotecnologías emergentes y la autorreparación de estructuras poliméricas, así como otras, permiten cada vez más el potencial de esas capacidades. Además, algún día podría llegar a ser posible diseñar sistemas que funcionen de manera similar y que al mismo tiempo tengan características personales/individuales, pero sin tener que ser idénticos con tolerancias de fabricación estrictas, como las que se necesitan para fabricar sistemas hoy en día. Es decir, podríamos tener coches de varios tamaños y con un rendimiento similar y bastante eficaz aunque estén lejos de ser iguales.

gusano biomimetico

A lo largo de los años, los seres humanos aprendieron mucho de la naturaleza y el conocimiento y la experiencia desarrollados ayudaron a sobrevivir a las generaciones y continúan asegurándonos un futuro sostenible. Imitar a la naturaleza se puede hacer copiando la apariencia y el rendimiento completo de algunas criaturas.

Podemos encontrar muchos ejemplos en las tiendas de juguetes, que cada vez más se llenan de imitaciones simplistas de perros que caminan y ladran, ranas nadadoras y otros. Aunque hemos copiado o adaptado muchos de los inventos de la naturaleza, todavía hay un enorme conjunto de capacidades que siguen siendo un misterio que debe ser desentrañado.

Adiós a las excusas. ¡Haz deporte en casa!

Adiós a las excusas. ¡Haz deporte en casa!

Podría pensarse que es más fácil crear algo cuando se tienen todos los recursos para hacerlo. Nosotros sostenemos que la mejor creatividad surge cuando se tienen muchas limitaciones.

Y si no, que se lo pregunten a Philipp Klein, profesor de esquí y autor de este simpático video. Tan admirable es su humor como su paciencia para producir un resultado de calidad excepcional:

¿Te ha gustado tanto como a nosotros? Si es así compártelo en tus redes y dinos si deseas que publiquemos nuevo contenidos como este. Y recuerda: #quedateencasa

Hedy Lamarr, la más bella inventora.

Hedy Lamarr, la más bella inventora.

La actriz de Hollywood Hedy Lamarr, considerada por muchos como la mujer más bella de su época, fue también una ávida inventora y la mente creativa detrás de los avances en la tecnología de la comunicación en los 40 que condujeron al Wi-Fi, GPS y Bluetooth actuales.

Esa brillante idea se llamó salto de frecuencia: una forma de alternar las frecuencias de radio para evitar que un tercero interfiera su señal. Lamarr lo inventó para usarlo como un sistema de comunicación secreto en tiempos de guerra que podía evitar que el enemigo interfiriera con los torpedos de una nave.

Consiguió la correspondiente patente en agosto de 1942, y luego lo donó al ejército de EE.UU. para ayudar a luchar contra los nazis.

Cuando lo presentó al servicio de inteligencia de la Marina le contestaron: “¿Qué quieren hacer, poner un piano dentro de un torpedo? ¡Fuera de aquí!”. Así que no usaron su invento durante la Segunda Guerra Mundial. Fue después del conflicto cuando surgió como una excelente forma secreta de comunicarse y se convirtió en el antecedente de muchas de las tecnologías que usamos hoy en día.

La gente pensaba que era demasiado deslumbrantemente hermosa como para tener, adenás, una mente brillante y Lamarr tardó décadas en recibir reconocimiento por su increíble invento. Finalmente, en 1997, fue honrada por la Electronic Frontier Foundation, aunque por su avazada edad ya no pudo ponerse de pie para recibir la clamorosa ovación que llegaba con más de cincuenta años de retraso.

Durante su apogeo, la actriz austríaco-estadounidense Lamarr fue considerada la mujer más hermosa del mundo. Su rostro fue la inspiración de la Blancanieves de Disney y de Gatúbela. Era una famosa estrella de Hollywood que cuando terminaba de actuar en el set con Clark Gable, Jimmy Stewart y Spencer Tracy, volvía a su tráiler para trabajar afanosamente en sus inventos.

Como muchas estrellas famosas de su época, tuvo una relación con el pionero aeroespacial Howard Hughes a quien ayudó a racionalizar el diseño de sus aviones. En unas cintas de cassette recuperadas de los años 90, Lamarr describe sus contribuciones a la ingeniería aeroespacial:

Pensaba que los aviones eran demasiado lentos. Decidí que eso no era correcto.  Las alas no deberían ser tan cuadradas… Así que compré un libro de peces, y compré un libro de pájaros, y luego elegí el pájaro más rápido y lo conecté con el pez más rápido. Lo dibujé y se lo mostré a Howard Hughes y él me dijo: “Eres un genio”.

Ese genio se extendió a su sentido de los negocios también. Según Alexandra Dean, directora del documental Bombshell: The Hedy Lamarr Story, lo que hace que Lamarr parezca “como alguien que vive entre nosotros hoy, que accidentalmente vagó hacia el pasado”es su espíritu empresarial. Lamarr fundó su propia compañía de producción en 1946, siendo la única persona, además de Bette Davis, que lo hizo en ese momento. Y sólo Lamarr tuvo éxito.

Lamarr era una mujer compleja, famosa en Hollywood por su belleza, pero Dean afirma que su apariencia no será su legado más perdurable. “La verdad es más complicada que eso… Realmente creo que cambiar la forma en que nos comunicamos hoy en día, y ser finalmente reconocida por ello, será su verdadero legado.”

Contra el coronavirus ¡creatividad!

Contra el coronavirus ¡creatividad!

La mejor creatividad florece en los tiempos de crisis.

Limitación de recursos, cambio de paradigmas, diferente jerarqía de necesidades y motivaciones… las crisis son el caldo de cultivo perfecto para que surja la mejor creatividad.

La comunicación publicitaria es un verdadero termómetro de las prioridades de una sociedad y en situaciones extremas saca lo mejor de sí para mantener el posicionamiento de las marcas en la mente de los consumidores. A continuación os dejamos algunos buenos ejemplos de publicidad creativa que muestra cómo grandes anunciantes hacen frente a la pandemia:

IKEAQuétate en casa. Agencia: McCann, Tel Aviv, Israel.

PSADenme un poco de espacio, muchachos. Agencia: Activista, Estados Unidos.

JEEPOffroad, en casa.  Agencia: Mood, Perú.

NIKEAhora es tu oportunidad.  Agencia: Wieden + Kennedy, Portland, Estados Unidos.

THE HINDUDistancia Social.  Agencia: Ogilvy, South India.

¿Que te han parecido estos anuncios? ¿Te gustaría sugerir algún otro ejemplo que te haya llamado la atención estos días?

Déjanos tus comentarios y…. ¡Quédate en casa!

Cómo pensar más eficazmente. Una guía para una mayor productividad, perspicacia y creatividad.

Cómo pensar más eficazmente. Una guía para una mayor productividad, perspicacia y creatividad.

Una guía para identificar, nutrir y hacer crecer nuestra perspicacia y creatividad para un pensamiento más efectivo.

Sabemos que nuestras mentes son capaces de grandes cosas porque, de vez en cuando, salen con una o dos ideas muy brillantes. Sin embargo, nuestras mentes también son impredecibles, atravesando de manera preocupante grandes tramos de tiempo ociosos o distrayéndose.

Este es un libro sobre cómo optimizar estos hermosos y a la vez funcionales instrumentos para que puedan producir con mayor regularidad y generosidad el tipo de ideas que necesitamos para desarrollar nuestro potencial y lograr la satisfacción que merecemos. Aprendemos, entre otras cosas, a captar los pensamientos frágiles y huidizos antes de que desaparezcan por la ansiedad y el miedo, a qué horas del día intentar trabajar y durante cuánto tiempo, cómo hacer uso de nuestro aburrimiento e instintos – y cómo superar los enfoques tímidos y predecibles de los problemas más grandes.

 

2020 | Inglés | ISBN: 1912891131 | 160 páginas

 

Albert Einstein, creatividad y buen humor.

Albert Einstein, creatividad y buen humor.

La inteligencia de un hombre no se mide por su sabiduría, sino por su creatividad.

Albert Einstein nació el 14 de marzo de 1879 en Ulm (Alemania) y murió el 18 de abril de 1955 en Princeton (Estados Unidos).

Considerado el científico más famoso del siglo XX, el físico alemán es conocido por desarrollar la Teoría de la relatividad .

Horas después de su fallecimiento, el patólogo encargado de practicarle la autopsia, Thomas Harvey, sin contar con permiso, extrajo el cerebro de Einstein con el propósito de estudiarlo e intentar descubrir de dónde venía la increíble inteligencia del físico alemán.

No fue hasta 1999 cuando la revista Lancet publicó el artículo El excepcional cerebro de Albert Einstein, de la neurocientífica Sandra Witelson. En él se determinó que los lóbulos parietales de Einstein tenían una morfología atípica, conclusión a la que también llegó un estudio realizado por la Universidad de Florida en 2012.

Einstein dejó bien sentado que una mente privilegiada cultiva el buen humor. El 14 de marzo de 1951, el físico estaba en plena celebración de su cumpleaños número 72 cuando un gran número de periodistas se aglomeró en la salida.

El Doctor Frank Aydelotte, en ese entonces el jefe del Instituto de Estudios Avanzados, y su esposa le ofrecieron llevarlo a su casa, lo cual aceptó. Cuando subieron al coche, una nube de reporteros se les acercó peleando entre sí para obtener una imagen del famoso científico, pero solo uno lo logró. Arthur Sasse, fotógrafo de United Press, logró hacerse con un buen lugar y le pidió una sonrisa para la cámara. Einstein respondió sacándole la lengua en una imagen que se ha convertido en un icono de la actitud creativa.

Pin It on Pinterest